jueves, mayo 23

Valiente Comisión Europea se mueve para hacer que Rusia pague a Ucrania : POLÍTICO

LONDRES – La Comisión Europea tiene un plan para ayudar a financiar la reconstrucción de una Ucrania devastada por la guerra utilizando activos estatales rusos. Es un movimiento audaz y una señal de un cambio hacia algo que antes parecía imposible.

Sería un compromiso legal sin precedentes, muy deseado por Ucrania y sus aliados, pero que ya está provocando una tormenta entre los gobiernos. La intención del ejecutivo de la UE de dar su peso a tal movimiento, confirmado el miércoles por la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, requerirá una política delicada en los próximos meses.

El plan está plagado de riesgos políticos, legales y económicos. Tiene implicaciones para el papel de las reservas de divisas en la estabilización de las monedas, así como para la protección internacional de la propiedad estatal, y podría debatirse interminablemente en los tribunales. La idea de hacer pagar al agresor los daños de guerra no es nueva, pero sería apostar por las reservas de divisas congeladas bajo las sanciones occidentales.

“Por un lado, es una cuestión de derecho internacional que Rusia, como agresor, es responsable de reparar el daño que está creando”, dijo a POLITICO el vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis. “Por otro lado, también es una cuestión de dinero de los contribuyentes de la UE. Cuanto más asignemos los recursos de Rusia a la reconstrucción de Ucrania, menos fondos se necesitarán de la UE».

Dieciséis meses después de la invasión del presidente ruso, Vladimir Putin, Ucrania se enfrenta a una factura de reconstrucción que supera los 400.000 millones de dólares. Si bien la UE ha estado a la vanguardia de la oferta de apoyo y esta semana la Comisión pidió un aumento en su presupuesto a largo plazo para proporcionar a Ucrania 50 mil millones de euros en subvenciones y préstamos hasta 2027, es un difícil acto de equilibrio que enfrentan los europeos. aumento del costo de vida.

Por eso, la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, dijo el miércoles en una conferencia sobre la reconstrucción de Ucrania en Londres que el producto de los más de 200.000 millones de euros pertenecientes al banco central ruso congelados en la UE «eventualmente» se utilizará para pagar el reconstrucción de Ucrania. Dijo que se haría una propuesta antes de las vacaciones de verano.

La idea de usar activos rusos surgió hace más de un año, pero en ese momento parecía una imposibilidad legal. Sin embargo, a medida que el conflicto ha superado su primer aniversario, han surgido signos de impulso.

Plomería financiera

A los pocos días de la invasión en febrero de 2022, la UE, EE. UU., Reino Unido, Japón, Canadá y otros congelaron alrededor de $ 300 mil millones en las reservas de divisas del Banco Central de Rusia.

En Europa se mantienen más de 200.000 millones de euros, principalmente en depósitos centrales de valores (casas de liquidación que forman parte de las tuberías del sistema financiero), con Euroclear de Bélgica y Clearstream de Luxemburgo con las mayores acciones.

Estos activos generan efectivo que los CSD reinvierten. Si bien los activos en sí mismos están protegidos por inmunidad estatal según el derecho internacional, la UE ha estado investigando cómo utilizar las ganancias.

Otras jurisdicciones se están moviendo en una dirección similar. Reino Unido lunes Anunciado haría que las sanciones fueran permanentes hasta que Rusia pague las reparaciones de guerra a Ucrania. En EE. UU., a pesar del escepticismo de la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, los representantes de la Cámara patrocinaron un proyecto de ley bipartidista para transferir activos rusos a Ucrania. Canadá y Estonia también han tomado medidas legales para confiscar bienes pertenecientes a personas incluidas en el régimen de sanciones.

Incertidumbres y reservas

Hay dos opciones sobre la mesa para la UE, las cuales generarían rendimientos de alrededor del 3% anual, según una evaluación del Consejo de la UE obtenida por POLITICO.

Una opción sugerida por la Comisión sería exigir a los titulares de activos, la mayoría de los cuales se han convertido en efectivo o lo harán dentro de dos o tres años, que los inviertan, con la UE utilizando dividendos. Seguir este camino requeriría «importantes consideraciones legales… a la luz del principio de inmunidad estatal», según un documento publicado por el Consejo de la UE.

El problema es que la UE estaría obligada a reembolsar a Rusia en caso de pérdidas relacionadas con la inversión de sus activos estatales. La probabilidad de que esto suceda es baja, pero «sigue habiendo una preocupación».

Una segunda opción es gravar las ganancias extraordinarias obtenidas por los actuales tenedores de activos, en su mayoría CSD y, en menor medida, los bancos comerciales y centrales.

La UE argumenta que, si bien Rusia conserva el derecho a los montos acordados contractualmente, las ganancias adicionales pertenecen a los CSD y los bancos y, por lo tanto, podrían estar sujetas a impuestos. La ventaja de esta opción es que la UE no sería responsable de las pérdidas y, como tal, «conllevaría menos riesgo de percepciones negativas del mercado».

El Banco Central Europeo ha advertido de que ambas opciones «podrían aumentar el riesgo de socavar las bases jurídicas y económicas de las que depende el papel internacional del euro». El temor es que podría disuadir a otros países de mantener sus reservas de divisas en euros, así como poner en desventaja a los intermediarios financieros europeos si la UE actuara sola.

Es por eso que «se necesitarían decisiones coordinadas con socios internacionales, en particular el G7, para mitigar los riesgos», escribió el Consejo.

El impuesto sobre las ganancias inesperadas parece haber obtenido más apoyo con «un grado suficiente de voluntad para trabajar en esa opción», dijo a POLITICO Anders Ahnlid, un diplomático sueco que preside las conversaciones con los países de la UE sobre el tema. No ha habido consenso, dijo.

rico botín

Los partidarios más abiertos de Ucrania dentro del bloque insisten en que Rusia debería pagar los daños y ver sus reservas de divisas como una gran recompensa. Polonia, los países bálticos y Eslovaquia han apoyado durante mucho tiempo esta solución. Los países nórdicos también están a favor.

«Necesitamos encontrar una manera de movilizar estos recursos para compensar el costo de la reconstrucción», dijo el miércoles el primer ministro letón, Krišjānis Kariņš, en la conferencia de Londres.

En una señal de que el tema está ganando credibilidad, los embajadores de la UE lo discutieron el miércoles en Bruselas.

Enviados de Francia, Alemania, Italia, Luxemburgo, Portugal y otros expresaron dudas y pidieron más trabajo, dijeron dos diplomáticos de la UE, que declinaron el anonimato para hablar de conversaciones confidenciales.

Es probable que el tema sea discutido por los líderes de la UE en su reunión en Bruselas la próxima semana.

Segundo proyecto de conclusiones de la cumbre, están listos para decir que «hicieron un balance del trabajo realizado en los activos fijos de Rusia y piden al Consejo que lleve adelante el trabajo».

La ministra de Relaciones Exteriores de Francia, Catherine Colonna, dijo que la interceptación de activos rusos «plantea cuestiones legales que deben resolverse». Pero agregó: «Sin embargo, hay una lógica de que los responsables de los daños también son responsables de alguna manera de pagar la reconstrucción. Seguimos buscando qué debemos hacer».

Suzanne Lynch contribuyó al reportaje.