jueves, mayo 23

Mayotte se prepara para afrontar una epidemia

“Sospecha de cólera. » En la puerta cerrada de esta sala del centro hospitalario de Mayotte (CHM), un cartel prohíbe la entrada y dicta las medidas obligatorias que se deben tomar: guantes, delantal, soluciones hidroalcohólicas. En la misma sala, una mujer comorense de 25 años fue atendida el lunes 22 de abril tras sufrir diarrea y vómitos violentos. La prueba rápida de orientación diagnóstica resultó positiva para la bacteria del cólera. Esto fue confirmado por dos análisis biológicos.

En la habitación contigua, una madre preocupada, con un chal en la cabeza, cuida a su hijo de cinco años, que duerme con un pañal en la cama. La pequeña Madi Mohamed fue hospitalizada al día siguiente por los mismos síntomas. El niño no ha viajado en los últimos días, pero ha comido “Plátanos de África Oriental”, explica la madre a la doctora Alimata Gravaillac, jefa del servicio de urgencias, que examina al niño. Ella le dice que la prueba rápida es negativa. A la espera de los resultados de otros análisis, el médico implementó un protocolo de tratamiento clásico contra el cólera: solución rehidratante y antibióticos.

Desde la aparición del primer caso de cólera en Mayotte el 18 de marzo, tres personas portadoras de la bacteria han sido identificadas y tratadas en el departamento francés del Océano Índico. La agencia regional de salud (ARS) de Mayotte anunció, el viernes 26 de abril, la aparición de los tres primeros casos autóctonos. Tres casos distintos en la comuna de Koungou, en el norte de la isla, que “muy probablemente fueron contaminados por una persona sintomática que no se reportó al SAMU”indica el director de la ARS, Olivier Brahic.

De las Comoras y África Oriental

Hasta estos tres primeros casos autóctonos, las autoridades vigilaban principalmente la propagación de la bacteria en la isla mediante la llegada casi diaria de kwassa-kwassa -barcos ligeros que transportaban inmigrantes- que partían de la vecina isla comorana de Anjouan, a 70 kilómetros de distancia, donde El número de pacientes está aumentando.

Las estadísticas del Ministerio de Salud de la Unión de Comoras indican un promedio de entre 70 y 90 casos nuevos por día. El 25 de abril se registraron 42 muertes en Anjouan, la más afectada de las tres islas del archipiélago (1.906 casos, de un total de 2.674).

La epidemia entró en las Comoras a principios de febrero, con un viajero procedente de Tanzania. En África Oriental, el cólera está muy extendido en doce países, desde Etiopía hasta Mozambique, y hasta la República Democrática del Congo. Según la Organización Mundial de la Salud, se han notificado más de 240.000 casos desde principios de 2023 y al menos 4.000 muertes.

Te queda el 66,9% de este artículo por leer. El resto está reservado para suscriptores.