jueves, mayo 23

La lección de Lionel Jospin al poder macronista

Es raro que Lionel Jospin hable en los medios. Es aún más raro que el ex primer ministro socialista (1997-2002) emita juicios sobre el personal político en el cargo. También su participación en el programa Francia Cultura “Con filosofía”El 15 de febrero fue excepcional en dos sentidos.

Invita ese día a “ Pensemos en los diferentes tipos de pruebas que induce el ejercicio del poder al más alto nivel”., el marido de la filósofa Sylviane Agacinski, miembro de la Academia francesa, se encuentra en su elemento. Preguntado sobre el “ fuerza de voluntad política » Para un jefe de gobierno, que llegó a ser ministro a los 50 años y fue nombrado a Matignon a los 60, observa que esta voluntad política debe “ descansar en una experiencia ».

Experiencia profesional primero: en su “ generación « la mayoría de los que rodeaban a François Mitterrand habían trabajado, recuerda el ex profesor de economía. No nos formamos en cargos ministeriales ni como agregados parlamentarios. Teníamos un trabajo, entonces conocemos la empresa. »

“Quienes nos gobiernan no tienen suficiente sentido de Estado”

Una experiencia de funcionarios electos locales entonces, que “ nos ayudó considerablemente”. “ Empezamos a sentir lo que significaba responsabilidad, poder»., informa el ex funcionario electo parisino. Una experiencia militante por fin”, dentro de una fiesta viva, donde debatimos, donde discutimos”, frente al ex primer secretario del Partido Socialista. Y para agregar “ una cuarta experiencia »esa de «la oposición». Antes de la llegada de François Mitterrand al Elíseo en 1981, “No sabíamos si encontrábamos el poder”él confía.

Esta experiencia, este método, estas raíces democráticas”, “Creo que eso es mucho de lo que falta hoy”, juez, a sus 86 años, Lionel Jospin. Lo que invita al poder macronista, a pesar de sus insuficiencias, a “ respetando al Estado ». “La alta administración, en un país como Francia, no puede ser descuidada, no puede ser perturbada sin riesgo”Se reunió con el ex trotskista en guardia, en alusión a la reforma en curso de la alta administración pública y, más en general, a los caprichos de la gobernanza política.

Lea también la entrevista (2022): Artículo reservado para nuestros suscriptores. Lionel Jospin: “Mi concepción del sindicato no es la de una locomotora delante de vagones”

“Creo que quienes nos gobiernan no tienen suficiente sentido de Estado y no saben lo suficiente de la sociedad”, resumiendo finalmente al que fue eliminado en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de 2002 –cuando Jean-Marie Le Pen se clasificó para la segunda vuelta contra Jacques Chirac– y desde entonces se retiró de la política vitalicia. Una advertencia de dos minutos y medio que curiosamente pasó desapercibida en febrero, pero que fue ampliamente compartida en las redes sociales a menos de un mes de las elecciones europeas del 9 de junio.