jueves, mayo 23

Israel pide la dimisión del secretario general de la ONU y bloquea los visados a representantes del organismo internacional | Internacional

El embajador de Israel ante la ONU, Gilad Erdan, y el ministro de Exteriores israelí, Eli Cohen, pidieron el pasado martes la dimisión de António Guterres, secretario general de la organización, después de que este dijera que los ataques de Hamás no vienen “de la nada”, en referencia a la “ocupación asfixiante” de los palestinos por Israel durante décadas.

El embajador israelí difundió un mensaje de la red social X, antes conocida como Twitter, donde exigió: “Pido que dimita inmediatamente. No tiene justificación ni sentido hablar con quienes muestran comprensión por los actos más terribles cometidos contra los ciudadanos de Israel, y menos por una organización terrorista declarada (…). Es verdaderamente triste que el jefe de una organización que surgió tras el Holocausto manifieste opiniones tan horribles”.

Las autoridades de Israel han anunciado además este miércoles que denegarán la entrega de visados a representantes de la ONU en represalia por las palabras de Guterres. El representante permanente de Israel ante el organismo, señaló: “Debido a sus palabras [en referencia a Guterres], no daremos visados a los representantes de la ONU”. Gilad Erdan ha confirmado que la denegación de visados ya se ha puesto en práctica con el secretario general adjunto de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas, Martin Griffiths. “Ha llegado el momento de enseñarles una lección”, ha recalcado Erdan.

António Guterres criticó el martes las acciones de Hamás contra la población civil tras reunirse con familiares de rehenes capturados por el grupo islamista y reiteró la llamada a su liberación, en un breve mensaje de su cuenta de X (antes Twitter): “Tras reunirme con las familias cuyos seres queridos han sido tomados como rehenes, reafirmo mi llamada a la liberación inmediata e incondicional de todos los rehenes retenidos en Gaza (…). “Nada puede justificar el asesinato, daño y secuestro de civiles por Hamás”.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Las palabras de Guterres que molestaron a Israel en particular fueron al principio de la sesión, cuando señaló que el ataque terrorista de Hamás del 7 de octubre “no viene de la nada”, sino de “56 años de ocupación”, informa EFE. El embajador Erdan consideró esas declaraciones una justificación de los ataques contra los civiles porque “muestran comprensión por esa campaña de asesinatos masivos de niños, mujeres y ancianos”, según indicó en X.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.