domingo, mayo 26

Impulsando el proyecto de impacto ambiental con la publicación de la Declaración de Impacto Ambiental en el BOE

La delegada provincial de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Elena Martín Bravo, obtuvo el gran avance que apoya para el proyecto de transformación en Regadíos de jóvenes de Mora (Toledo) la Declaración de Impacto Ambiental que el pasado viernes publicaron en el Boletín Oficial del Estado.

Así, durante la visita realizada a las zonas instaló bolas de agua para recreación que incluye el proyecto junto al presidente de la Comunidad de Regentes de Mora, Pablo Conejo Saavedra, y otros representantes, con quienes coinciden en señalar trascendencia. Está la Declaración de Impacto Ambiental que es un paso decisivo y necesario para la fase final que es la construcción de la infraestructura necesaria para transformarse en un lugar. 214 hectáreas de cultivos leñosos en Mora.

Se trata de un proyecto que supondrá una importante inversión, superior a los 10 millones de euros, que se espera con impaciencia en la localidad toleriana y que, según la delegación provincial, «los dirigentes de Mora, que han sido quienes han impulsado la iniciativa en la que se trabajó durante varias décadas, con tesón y decisión, para que fuera una realidad y que cerca de 60 familias pudieran obtener mayor rentabilidad en sus producciones como aceites y alimentos al pasar de seco a riego por goteo”.

Un camino en el que, escribió Elena Martín Bravo, “los dirigentes estuvieron acompañados y comprometidos por el Gobierno de Castilla-La Mancha tanto en el marco autonómico como en las negociaciones y trámites que se llevaron al poder durante aquellos años ante el Ministerio de Agricultura” .

En ese momento estaba previsto que en 2021 el proyecto se reactivara definitivamente con su declaración de interés general por parte del actual gobierno de España que será el encargado de ejecutar y financiar las obras necesarias para que estas 214 hectáreas sean ocupadas. Puede considerarse como intermediario con el sistema de goteo.

“Para el Gobierno Regional -añadió el delegado provincial- es una gran notificación de la publicación del Declaración de impacto ambiental y que los regantes morachos y 60 familias de Mora se ven beneficiados con este proyecto de viaje por goteo y que los cultivadores leñosos hemos demostrado que cada agua está disponible para poder hacer algo que es muy importante como la rentabilidad de nuestras materias primas y de nuestra cultivadores”.

Elena Martín Bravo pudo comprometerse con la Comunidad de Regantes de Mora “por su tesón que, sin mucho desarrollo, está para el final ya que está muy cerca de que se realice este proyecto de regadío”.

Por todo ello, han trabajado en su enhorabuena y en el compromiso del Gobierno de Castilla-La Mancha de seguir su camino para el proyecto de transformación en Regadío de 214 hectáreas de cultivos leñosos mediante la instalación de riego por goteo en Mora y Mascaraque. concluyó.