domingo, abril 14

Apple lanza el nuevo iPhone 15 y renueva sus Apple Watch y AirPods | Tecnología

Apple celebra este martes su evento más importante del año. Aunque la compañía mantiene un total secretismo sobre el contenido de su tradicional keynote, que comenzará a las 19.00 (hora peninsular española), se espera que presente la nueva generación de sus teléfonos móviles, como cada año por estas fechas. Los nuevos iPhone 15 verán la luz hoy y, como gran novedad, las filtraciones indican que estos móviles incorporarán por primera vez un puerto USB-C. La compañía de Cupertino cedería así a las presiones de la Unión Europea, que en octubre de 2022 anunció que este puerto será obligatorio para móviles, tabletas, cámaras y otros dispositivos portátiles en Europa a partir de finales de 2024.

Como explica Mark Gurman, el informador por excelencia de todo lo que se cocina en la trastienda de Apple, la compañía de Cupertino se encuentra en la incómoda posición de decir adiós al puerto Lightning (un conector propio estrenado en 2012 con el iPhone 5) y adoptar un conector estándar que nunca quiso para sus teléfonos móviles, aunque ya lo ha implantado en todos sus ordenadores portátiles y tabletas.

También lo había hecho ya en sus cargadores: Apple lanzó su primer cargador de móvil universal con USB-C en 2019, para el iPhone 11 Pro. Y a partir de los iPhone 12 (lanzados en 2020), todos los nuevos modelos de iPhone ya incluyen solo un cable (Lightning a USB-C), que permite cargar los teléfonos de Apple con los cargadores universales USB-C. Cuatro años después de iniciar la transición de los iPhone a USB-C, se espera que Apple la complete hoy. Los nuevos iPhone 15 ya no necesitarán un cable específico (con conector Lightning), y podrán usar los mismos cables de carga (con conector USB-C) que cualquier teléfono Android actual.

El comisario europeo Thierry Breton se muestra satisfecho ante el esperado movimiento de Apple. “Cualquier empresa que quiera vender teléfonos inteligentes y otros dispositivos electrónicos en la UE deberá suministrar un puerto USB-C”, afirma Breton, quien defiende las ventajas de la normativa europea del conector común, aprobada en 2022: “Estamos reduciendo drásticamente los costes para el consumidor, y también es bueno para el medio ambiente.”

“La compatibilidad del USB-C con otros dispositivos se venderá como un beneficio, tiene una desventaja para Apple”, afirma Gurman. Se refiere a que en unos años, será más fácil para los usuarios de los iPhone 15 cambiarse a un móvil con el sistema operativo Android “porque ya tendrán accesorios que funcionan con él”. Del mismo modo, la compatibilidad universal de cables y adaptadores facilitará ya a un usuario de Android la transición a los nuevos iPhone. Para John Gruber, reputado analista de los productos de Apple, el cambio será una gran ventaja para los usuarios profesionales que graban vídeo de alta definición con sus iPhone, y “hará feliz a quienes viajan con múltiples dispositivos portátiles y solo necesitarán un único cable para cargarlos”, pero será un incordio para los cientos cientos de millones de usuarios que tienen cables y adaptadores Lightning, que quedarán obsoletos cuando renueven sus iPhone.

Una gama Pro más ambiciosa

En total, se esperan cuatro modelos del iPhone 15 análogos a los de su predecesor, pero con procesadores más rápidos y cámaras más avanzadas. El analista Ming-Chi Kuo afirma en Twitter que los dos modelos de la gama Pro se diferenciarán todavía más de los dos de la gama estándar: “Creo que Apple creará más diferenciación entre los modelos Pro y los estándar para incrementar la planificación de la logística y el precio medio de venta de sus teléfonos móviles”. Como en los iPhone 14, en los nuevos iPhone 15 ambas gamas contarán con un modelo de pantalla de 6,1 pulgadas y otro más grande, que alcance las 6,7 pulgadas. No se espera, en cambio, un modelo más compacto de 5,4 pulgadas; este tamaño desaparecería así con el iPhone 13 mini, que Apple retirará hoy de su catálogo, siempre según los cálculos de los conocedores.

Los precios de los modelos más ambiciosos podrían aumentar hasta 100 dólares, lo que ayudaría a pagar los crecientes costes de los componentes debido a la inflación, según algunos analistas citados por el periódico The Wall Street Journal. Además, es probable que el iPhone más potente esté acabado en titanio y sea bautizado con el apellido Ultra. No está claro si este iPhone reemplazaría al modelo Pro Max o coexistiría con él.

Los rumores indican, además, que la isla dinámica que estrenaron en 2022 el iPhone 14 Pro y el iPhone 14 Pro Max, llegará ahora a los cuatro modelos. Apple prescindiría así de su discutido notch (la muesca en la parte superior de la pantalla), que en la isla dinámica queda reducido a un agujero con forma de píldora para albergar la cámara frontal y los componentes clave de Face ID, el sistema de reconocimiento facial de sus móviles.

Además de los iPhone 15, también está previsto que Apple presente dos nuevos relojes inteligentes —el Watch Series 9 y el Watch Ultra de segunda generación— y unos auriculares renovados. Mientras que no se espera que los relojes incorporen muchos cambios importantes, las filtraciones indican que los nuevos AirPods Pro vendrán con un estuche de carga que también tendría por primera vez un puerto USB-C.

Un momento “delicado” para Apple

El lanzamiento de Apple se produce en “un momento delicado”, según Mark Gurman: “Ha habido una desaceleración en toda la industria en la demanda de teléfonos inteligentes, lo que ha contribuido a varios trimestres de caída de las ventas”. A ello se suma que el Gobierno chino prohibió la semana pasada a sus funcionarios en al menos tres ministerios usar un iPhone. La medida provocó una fuerte caída de Apple en bolsa y podría suponer un varapalo para la compañía de la manzana.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.